¿Qué estrategia de inversión es la mejor para ti?

¿Máxima seguridad o todo riesgo? Te explicaremos qué estrategia de inversión es adecuada para qué inversor.

¿Cuándo tiene sentido qué estrategia?

Algunos confían en fuertes dividendos cuando invierten su dinero, mientras que otros dan más importancia a las empresas de rápido crecimiento. Otra estrategia apunta al análisis preciso del mercado. Independientemente de la estrategia de inversión que decidas en última instancia: una mirada a la interacción de la seguridad, el rendimiento y la disponibilidad te da claridad sobre tus deseos personales.

Junto con la voluntad individual de asumir el posible riesgo y el período de inversión, personalizas tu estrategia de inversión para tu dinero. En esta guía puedes leer qué estrategias de inversión están disponibles y a qué debes prestar atención.

Conceptos básicos para una adecuada estrategia de inversión

Para decidir la estrategia adecuada para tu inversión, primero debes realizar una autoevaluación. Para hacer esto, responde las siguientes preguntas sobre tu preparación para invertir:

  • ¿Qué parte de tu dinero necesitarás en los próximos 1 a 3 años y qué cantidad puedes prescindir para invertirlo en valores con la estrategia adecuada a largo plazo?
  • ¿Vas a lo seguro y te conformas con un rendimiento más bajo?
  • ¿Estás dispuesto a asumir un alto riesgo y aceptar mayores fluctuaciones de precios o incluso pérdidas a cambio de un alto rendimiento?
  • ¿Cuál es tu experiencia de inversión hasta ahora?
  • Como inversor, ¿te informas periódicamente sobre la evolución actual del mercado?
  • ¿Estás más interesado en productos combinados de nivel de entrada como fondos mutuos y ETF? ¿O también te gustaría invertir en valores individuales?

Dependiendo de tus respuestas a estas preguntas básicas, tú como inversor debes considerar otros puntos importantes al elegir tu estrategia de inversión.

Acumular liquidez

Aparta al menos 2 a 3 salarios mensuales como reserva de corto plazo en call money o cuentas de ahorro clásicas. De esta manera, te mantienes líquido incluso en caso de pérdidas.

Diversificación del riesgo a través de diferentes inversiones

Independientemente de si sigues una estrategia de inversión en acciones, ETF u otros valores: divide tu dinero disponible libremente en varias formas y clases de inversión.

Planificación a largo plazo

Cuanto más a largo plazo inviertas en tu estrategia de inversión, menos fluctuaciones temporales de precios afectarán el rendimiento y el riesgo de tus acciones.

Invertir en teoría y práctica

Si sigues los consejos anteriores sobre el tema de los valores, sentarás una base importante para tu estrategia de inversión y crearás una cartera con un rendimiento sólido a largo plazo. En la práctica, sin embargo, puede haber discrepancias incluso con valoraciones de empresas bien pensadas.

E incluso el análisis gráfico más completo no te protegerá de una caída abrupta en el precio de tus acciones debido a influencias políticas, económicas u otras imprevistas.

Por las razones mencionadas anteriormente, piensa detenidamente qué títulos individuales eliges, por ejemplo, en el caso de las acciones. Dividir tu cartera en varios sectores y regiones te protege de grandes pérdidas en caso de acontecimientos negativos. Los valores como Exchange Trusted Funds (ETF) son muy adecuados para suavizar las fluctuaciones porque siguen un índice (por ejemplo, el MSCI World Index).

¿Qué es la diversificación?

La diversificación es un aspecto esencial de una estrategia de inversión exitosa Básicamente, con una amplia variedad de tus valores, como acciones y bonos, puedes distribuir los posibles riesgos sin tener que renunciar a un buen rendimiento. Como estrategia, la diversificación puede ir en muchas direcciones.

También vale la pena asegurarte de que los productos individuales de tu inversión tengan la menor cantidad de puntos de contacto posible. Las razones de una evolución negativa de los precios de las acciones, los bienes inmuebles o las materias primas suelen ser de naturaleza muy diferente. Por ejemplo, si los precios de las acciones caen, esto no necesariamente tiene un impacto en los mercados de productos básicos o bienes raíces. Sin embargo, debes tener en cuenta que incluso la diversificación de riesgos más amplia no puede ofrecer una seguridad absoluta contra pérdidas.

¿Cuándo es una cartera óptima y eficiente para el inversor?

Cuándo es una cartera óptima y eficiente para el inversor
Cuándo es una cartera óptima y eficiente para el inversor

En primer lugar, es importante tu actitud básica hacia el rendimiento, el riesgo y la disponibilidad. Sin cierto riesgo, no generarás una rentabilidad atractiva. Tampoco lograrás tus objetivos si siempre quieres que tu dinero esté disponible en su totalidad. Por lo tanto, el éxito de tu estrategia siempre depende de tu tolerancia al riesgo individual y de la duración de tu inversión.

Clasifícate como inversor conservador, invierte con menos riesgo y consigue como máximo una rentabilidad moderada. Si estás dispuesto a asumir riesgos y no descartas la especulación, el rendimiento esperado puede ser mayor, pero también aceptas grandes pérdidas.

Así que elige una estrategia de inversión que se adapte a tu apetito por el riesgo. El siguiente paso es comparar tu estrategia con otras estrategias de inversión para averiguar si puede ser aún más eficiente con tus inversiones.

¿Cómo influye la situación de la vida personal en la estrategia de inversión?

Según la fase de la vida en la que te encuentres, la estrategia de inversión de tu dinero puede ser muy diferente: los inversores que acaban de establecerse profesionalmente y planean comprar una propiedad en los próximos años actúan de manera diferente a los inversores que ya poseen una propiedad que tiene ha pagado e invertir dinero en más prestaciones para la vejez o les gustaría dar a su descendencia apoyo financiero con su inversión. El propósito de una inversión es tan importante para tu estrategia de inversión como tu apetito por el riesgo y el período de inversión.

Estas son las 7 mejores estrategias de inversión

Cada estrategia de inversión se basa en ciertos factores que se utilizan para evaluar las empresas y sus acciones. Con base en estos factores, tomas tus decisiones de inversión. La estrategia más adecuada depende del inversor individual. A continuación, te ofrecemos una descripción general de cómo funcionan 7 estrategias de inversión exitosas.

Estrategia de dividendos

Con esta estrategia de inversión, los inversores confían en empresas que han estado pagando sus ganancias a sus accionistas en forma de dividendos en cantidades consistentemente altas durante años. Los inversores obtienen regularmente un rendimiento rentable de su inversión.

Alternativamente, si no deseas estar atento a las acciones de alto dividendo, puedes invertir en ETF para obtener acciones de diferentes compañías. Dado que el número de títulos con altos dividendos es limitado, es recomendable a la hora de invertir incluir otro tipo de valores para una cartera amplia.

Estrategia de crecimiento de dividendos

Con la estrategia de crecimiento de dividendos, los inversores valoran un aumento continuo en el pago anual de dividendos. Esto lee proporciona un ingreso adicional a largo plazo. Al seleccionar acciones, la atención se centra en el desarrollo positivo de la empresa. Los inversores suelen optar por empresas que han estado en el mercado durante mucho tiempo y que no han experimentado caídas en los pagos de dividendos en los últimos años.

Estrategia de impulso

Si bien tanto la estrategia de dividendos como la de crecimiento de dividendos están diseñadas para el largo plazo, la estrategia de impulso implica el cambio de acciones de forma regular y a más corto plazo. A la hora de seleccionar las acciones se tiene en cuenta la rentabilidad de los últimos meses. Los inversores están apostando a que las acciones que han producido altos rendimientos en el pasado pueden seguir generando beneficios en el futuro. El uso de una estrategia de impulso en el área de fondos y ETFs es adecuado para la diversificación de riesgos.

Inversión de valor

Con esta estrategia, los inversores se centran en el valor de una empresa, no en la cantidad de dividendos o el curso del precio de las acciones. Priorizan empresas que muestren un desarrollo económico positivo a largo plazo, competitividad permanente y gestión experimentada. Estas empresas representan un alto valor intrínseco, que normalmente no se refleja en el precio de las acciones. El retorno no resulta de la especulación a corto plazo, sino de años de explotación del potencial.

Inversión en crecimiento

La inversión en crecimiento significa una estrategia de inversión que está dirigida exclusivamente al crecimiento corporativo. Inicialmente no importa si la empresa genera beneficios y los distribuye a los inversores en forma de dividendo. Las pérdidas también son concebibles desde el punto de vista del crecimiento.

Las empresas adecuadas a menudo se encuentran al comienzo de su desarrollo y ocupan un pequeño nicho en un mercado mucho más grande o abren un mercado completamente nuevo. Las empresas correspondientes crecen significativamente más rápido que sus competidores. El rendimiento a largo plazo de esta estrategia resulta del crecimiento puro de los precios.

Inversión orientada a índices

La estrategia de inversión de la inversión orientada a índices no se basa en invertir en acciones individuales, sino en índices completos en los que los inversores invierten en una industria y/o región específica. La idea básica de esta estrategia es un riesgo compartido de múltiples capas.

Los ETF y los fondos ofrecen una buena base para ello. Con este tipo de diversificación de riesgos, las fluctuaciones en el precio de las acciones individuales pueden equilibrarse y el inversor puede lograr mejores rendimientos que con las acciones individuales. Además de estar basados en índices predefinidos, los fondos y ETF son más baratos que las acciones.

Inversión en empresas de pequeña capitalización

Otra estrategia para invertir tu dinero es invertir en acciones de empresas que se ubican detrás de empresas grandes y conocidas. Los inversores a menudo no miran de cerca estas acciones porque «solo» ocupan el segundo lugar. Esta estrategia es bastante prometedora, ya que algunas empresas de pequeña capitalización están obteniendo grandes ganancias y superando a las acciones de primera fila. La estrategia de pequeña capitalización es particularmente interesante para los inversores que no necesariamente quieren invertir en las empresas más grandes.

La mezcla correcta hace la diferencia

Cada estrategia de inversión tiene su propio enfoque para valorar acciones. Además de los títulos individuales, una u otra estrategia se puede implementar particularmente bien con fondos de inversión o ETF. Independientemente de si el enfoque está orientado al crecimiento o a las ganancias, a menudo hay una superposición al seleccionar acciones.

Para asegurarte de que tu dinero brinde el rendimiento deseado, vale la pena echar un vistazo a los diferentes puntos de partida de la estrategia respectiva. Como siempre se aplica en el campo de los valores: La combinación correcta marca la diferencia.

Deja un comentario